Mi gato araña el sofá

//Mi gato araña el sofá

Mi gato araña el sofá

¿Por qué rascan los gatos en casa?

Si tu gato araña el sofá, no significa que busque atención o lo haga por molestar. Los gatos necesitan rascar, hace parte de su comportamiento natural, y es un signo de bienestar.

Rascan para marcar el territorio, tanto con las marcas visuales que dejan sus uñas, como con las señales olfativas de las feromonas liberadas por las glándulas de sus patas. También lo hacen para ejercitar y estirar toda la musculatura, para afilar sus uñas y fortalecer sus garras. En ocasiones puede ser también un signo de ansiedad o estrés que habría que estudiar más en profundidad en el veterinario.

Sitios para rascar

Es fundamental ofrecer a nuestros gatos sitios adecuados para rascar. No todos valen. Puede que el tamaño, la estabilidad o el material no sean los mejores, o puede que la localización sea errónea. También influyen los gustos de cada uno.

Gato rascador-Clínica Veterinaria

Por norma  general, un buen rascador tiene que ser lo suficientemente alto como para permitir que  se estire completamente, y ser estable para evitar balanceos o caídas mientras lo está usando. El material puede ser variable, y ahí juegan un papel importante las preferencias individuales. La cuerda de pita es una buena opción, con las fibras colocadas verticalmente a ser posible, al igual que el cartón. Si tienen preferencia por rascar alfombras, sofás o cortinas, se puede colocar un rascador de tela. En internet se pueden encontrar multitud de vídeos de rascadores caseros fáciles de hacer y baratos, sólo hace falta que seáis un poco manitas.
En cuanto a la ubicación, es un factor importante a la hora de colocar el rascador. Preferiblemente tendréis que colocar varios. Cerca de las zonas de entrada y salida a su habitación habitual, y cerca de la zona de descanso.

Redirigir el rascado

Si tenéis un gatito, es relativamente fácil conseguir que rasque donde queráis. Le podéis ofrecer diferentes rascadores para ver cuál es el tipo que más le gusta, y para favorecer que lo utilice, se puede echar hierba gatera o Catnip (a un tercio de los gatos no suele producirles ningún efecto), o colocar juguetes en él.

Si tenéis un gato que ya rasca en algún lugar no deseado, el trabajo por delante es más difícil, pero no por ello tenéis que perder la paciencia. Podéis impedir el acceso al lugar elegido mediante alguna textura que le resulte desagradable, como papel aluminio o adhesivo. El nuevo rascador se colocará cerca (es recomendable que el material sea similar al elegido por él) y le echaremos Catnip. Podéis rociar también con feromonas faciales felinas. Existen otras feromonas nuevas útiles para estos casos.

No le regañes

En ningún caso se les debe regañar, castigar o emplear cualquier otro método para ahuyentarlo, ya que no será eficaz y será perjudicial para su bienestar.

La desungulación, práctica que afortunadamente ya está prohibida, está totalmente desaconsejada, ya que supone una mutilación para el animal, y atenta contra su bienestar.

Para cualquier duda, podéis poneros en contacto con nosotros, y estaremos encantados de atenderos.

Os dejamos algunos enlaces para hacer vuestros propios rascadores:
éste para los más manitas, y este otro más sencillo para los demás.

By | 2017-10-13T17:07:00+00:00 agosto 14th, 2018|Categories: Gatos|Tags: , , , , , |0 Comments

Leave A Comment